Por qué necesitas crear storytelling en tu tienda on-line

El colegio, crema de manos y storytelling

Conozco un colegio en la montaña. Después de miles de curvas, en la penúltima, aparece él.

Se encuentra tan arriba que si miras hacia un lado es todo vegetación, y al otro solo ves mar.

Un mar de un color tan azul turquesa que crees que estás viendo Mamma mía y que hasta de verdad se rodó en Grecia.

Todo eso te crees de lo alto que está. Es lo que tiene el cerebro, el oxígeno y las alturas.

Conozco varias profesoras de ese colegio, entre ellas una prima. Un dichoso virus les hace dar clase con las ventanas abiertas y los abrigos puestos.

Mi prima, la profesora frozen, ha descubierto a los 32 años que son los sabañones (estas juventudes…) y tiene las manos hechas un Cristo.

Ya no sabe ni a quién hacer caso, ni qué ponerse, la farmacéutica de su calle está a punto de cerrar con llave cada vez que la ve aparecer.

Visto lo visto se ha puesto a investigar cremas de manos por Internet, además se le ha ocurrido preguntarme a mí.

Yo: Málaga, 29 de enero, 24º.

Hace mil años trabajé como vendedora en una tienda, mi mesa de atención al cliente se encontraba justo delante de la puerta. Esa dichosa puerta de cristal se abría y cerraba tantas veces (para emoción de mi jefe) que acabé pensando que me había teletransportado a un enero de Granada.

Y hasta aquí llega lo que sé sobre trabajar con manos con guantes y sabañones.

Otra cosa distinta es encontrar una crema para mi prima y que quiera comprarla para ella, y recomendarla a todo el mundo por la forma en que me la venden a través de storytelling.

Porque sí, no hay nada mejor que te vendan, sin tú ni siquiera pestañear, por “culpa” de copywriting del bueno.

Storytelling y fichas de producto

Si te gusta el mundo de la cosmética y compras por Internet, es más que probable que ya conozcas la marca. Es una de las firmas con mayor visibilidad y difusión (le damos publicidad a toda leche porque su copy es muy bueno) y esto se traduce en ventas: Laconicum

En cada una de sus fichas de producto se realiza copywriting, casi siempre asociado a storytelling.

Y es así, porque al leer cada una de sus historias, relacionas lo que estás buscando con lo que te ofrece, te identificas con lo que lees en ese producto y confías en que te va a solucionar tu problema.

Y entre una crema de manos cualquiera y leer la historia de la “crema de Antonia” ¿a cuál vas a comprar?

“Antonia Philip es sanitaria, y como la gran mayoría de sanitarios, se lava a menudo las manos. Las manos de Antonia estaban irritadas, agrietadas y, a veces, hasta con heridas… lanzó Nursem, una crema de manos…” (Más sobre esta historia aquí “La crema de Antonia”).

Lees y sientes que el dolor de manos de Antonia es el tuyo, ha humanizado el producto y tú la crees, porque la pobre enfermera ha pasado por lo mismo que tú.

¿Quién te va a entender mejor que Antonia?

Sigue las señales de un storytelling para tu cliente

Pero antes de quedarte ciego mirando la luz, el primer mandamiento es conocer a tu cliente sobre todas las cosas y su lenguaje.

No es lo mismo vender manillas para puertas, que paquetes de viajes organizados para solteros mayores de 35 años.

Describe las características de tus productos siempre pensando a quién va dirigido, presta especial atención al vocabulario y la forma de transmitir los textos.

Y siempre:

♠ Haz de tu producto mejor que el del vecino, ¿cómo? diferenciándolo de los demás en sus características.

♠ Si hace falta ponerle un nombre, tu vas y lo bautizas. La librería Billy es más conocida y está en más casas que la alarma de Securitas Direct.

♠ Describe los beneficios que tu cliente va a obtener al comprar tu producto.

♠ Aporta soluciones con un vocabulario dirigido a tu cliente, de forma clara y sencilla.

♠ Y sí, en el copywriting hay creatividad, demuéstralo utilizando una de sus mejores aliados de venta, el storytelling.

¿Eres autónomo? Hay días que te tiras de los pelos, la agenda del autónomo de Putos Modernos ha llegado a tu vida para entenderte cada día del año.

“Un arma de destrucción más IVA” o “Caos, incertidumbre, problemas para cobrar, largas jornadas teletrabajando…” son algunas de las descripciones para vender sus agendas o pasatiempos.

Pero ¿se puede aplicar storytelling en cualquier producto?

Yo casi te diría que sí (ahora mismo se me viene uno a la cabeza que preferiría no crear ninguna descripción…) pero recuerda que no se vende igual todos los productos de igual forma, ni todo el mundo es tu potencial cliente.

No hay nada tan irresistible, y que te haga tragar saliva con ojos vidriosos de la emoción, como leer la descripción y la historia alrededor de ese postre de tu restaurante. O crear la necesidad de tener los pantalones más solicitados de tu web después de contar la historia de como nació la idea de su diseño.

El storytelling va unido al copywriting como Heidi a Pedro corriendo por la montaña sin frío ni sabañones.

No dejes en en el olvido los textos de las fichas de productos de tu tienda on-line y recuerda, crea la diferencia de tu negocio con textos que llevan a la venta.

Y si no tienes ni tiempo ni ganas, que bastante tienes ya, por aquí te dejo una señal Copy-divina.

P.D.: Mi prima dice que la crema del supermercado le gusta más que la de Antonia (casi se cae de espalda con el precio) y que el Frenadol tiene una ficha de producto con un storytelling perfecto 😁